jueves, 28 de febrero de 2008

Los niños delgados también pueden sufrir de altos niveles de colesterol

Las apariencias engañan en muchas ocasiones, sobre todo cuando de salud se habla. Si uno ve un niño delgado, a la vista puede parecer que no sufre inconvenientes de exceso de peso o colesterol, pero esto no sería tan así. Una prestigiosa doctora afirma lo contrario.

Cristina Azcona, especialista en endocrinología pediátrica de la Clínica Universitaria de Navarra, afirma que los niños delgados pueden sufrir en muchas ocasiones niveles de colesterol muy altos. No importa que parezca flaco, puede de todas maneras sufrir enfermedades.

¿Las razones para eso? Según la doctora se debe a una alteración enzimática. Muchas veces puede aparecer por parámetros genéticos que no están correctos, pero también se puede deber a tener una dieta desequilibrada.

Entre las recomendaciones de los especialistas se encuentra realizar un trabajo con la familia para determinar si se encuentra algún familiar de aproximadamente 55 años puede haber sufrido arterioesclerosis coronaria, infarto de miocardio o enfermedades cerebrovasculares.

Para saber esto es conveniente realizar las pruebas luego de los tres años. Y para modificarlo es fundamental el apoyo de la familia, el llevar una dieta equilibrada y realizar mucho ejercicio físico.

Para todos aquellos que nos leen habitualmente y que tienen hijos con estas características sería ideal medirles el colesterol para ver si realmente se está sufriendo una anomalía o no.

Artículos relacionados:

- Jugar es fundamental para el buen desarrollo alimenticio de los niños

- Afirman que la falta de sueño en niños provoca obesidad a futuro

Racionar porciones, la clave para poder bajar de peso

Hay puntos fundamentales en una dieta que una persona debe seguir para poder bajar de peso. Entre ellos se encuentra comer sanamente, hacer ejercicio y otros puntos. Pero una de las cosas que son fundamentales es racionar las porciones para no comer de más.

En un reciente trabajo se ha demostraron que utilizando platos y bols con marcas que indiquen pequeñas porciones puede ayudar mucho en la batalla contra la obesidad.

En la revista “Archives of Internal Medicine” se ha publicado un trabajo que trata este tema de las porciones. Se analizaron a 130 pacientes con diabetes y problemas de peso, a los cuáles se les entregaron estos platos y bols con marcas para racionar las porciones. Este simple cambio puede ayudar, incluso más que la soluciones de “farmacia”.
De estos pacientes, la mitad recibió estos recipientes, mientras que la otra mitad no. Tras seis meses de seguimiento los pacientes que obtuvieron los platos especiales mostraron cambios en su peso. Mientras que lo que siguieron los básicos consejos de los nutricionistas no lograron perder la misma cantidad de peso.

Es cómo decía al comienzo, en los pequeños cambios se encuentra la base de muchas dietas. Entre las cosas que puedes hacer es raciones bien tus porciones y para hacerlo estos bols y platos con marcas parecieron ser muy eficaces.

Artículos relacionados:

- Las dietas ricas en proteínas favorecen la pérdida de peso

- Descubren que el picante es muy importante en la lucha contra la obesidad

miércoles, 27 de febrero de 2008

Relacionan accidentes cardiovasculares con la obesidad

El estar obeso y no llevar un control sobre lo que se come puede afectar varios planos de la vida de una persona. Desde sus costumbres sociales, hasta incluso su muerte. Muchas veces se han relacionado ataques cardiovasculares con un exceso de peso. Ahora se ha confirmado que esto es así, o por lo menos las estadísticas afirman que mientras más sobrepeso se tiene más posibilidades de un ataque de este estilo se puede tener.

Más allá de esto aún no se ha establecido si es una relación estrecha. El riesgo de muerte puede estar presente en hombres delgados, al igual que en hombres con un índice de masa corporal mayor de lo normal.

Zhengming Chen, jefe del equipo de investigación de la Universidad de Oxford, en Gran Bretaña, afirmó: “Pese a la existencia de estudios previos. sigue habiendo mucha incertidumbre sobre la relación entre el IMC y el ACV, especialmente en las poblaciones con un IMC relativamente bajo pero una tasa elevada de ACV”.

La investigación contó con la inclusión de más de 200 mil hombres chinos, quienes no presentaban problemas cardiovasculares. Todo comenzó entre 1990 y 1991. Diez años más tarde, de estas personas más de 5 mil fallecieron por accidentes cardiovasculares.

Se demostró que la presión sanguínea aumentaba y también aumentaba el riesgo de incidentes cuando el IMC era mayor.

Más allá de esta información el riesgo no aumentaba uniformemente mientras subía el IMC. Sólo aumentaba el peligro cuando el índice de masa corporal era mayor a 25.

No se ha confirmado pero el sobrepeso incide en la muerte por ataques cardiovasculares. No del todo, pero el índice aumenta a razón que el peso es excedido. Si no quieres sufrir estos problemas puedes intentar no engordar tanto.

Artículos relacionados:


Ver comer a otro puede trastocar los hábitos alimenticios

Es muy difícil sentarse a la mesa y tratar de comer comida sana si vemos que la persona que se sienta a nuestro lado se alimenta con algo que no está en nuestro dieta. Vamos, admitámoslo, ¿cuántas veces hemos quebrado nuestro régimen para comer algo que otro estaba comiendo? Muchas.

Ahora se ha demostrado que aquéllas personas que se sientan a comer junto con otras normalmente adoptan sus hábitos alimenticios y más si esos hábitos son “malos”. El esfuerzo de querer adelgazar puede irse por el excusado si nos tentamos con la comida del otro.

La Universidad de Duke, en Carolina del Norte, realizó un estudio entre sus alumnos donde veían que tipo de comidas comían los adolescentes. Se demostró que aquellos que se sentaban con su plato dietético cerca de los que se alimentaban con comidas llenas de calorías terminaban siguiendo los hábitos del que comía “mal”.

Este estudio fue publicado por el Journal of Consumer Research y reveló que las personas imitan a aquéllas que comen cerca de ellas.

Varios investigadores, encargados del proyecto, afirmaron: “Una persona que observa el comportamiento alimentario de otra va a exhibir un patrón similar a la hora de elegir qué comer”.

En definitiva se demuestra que las personas copian hábitos y esto los puede llevar a dejar de lado una dieta sólo para comer lo que el otro está comiendo. De esta manera se engorda y no se logra tener un control sobre las comidas.

Los especialistas agregaron: “Esto indica que las preferencias pueden cambiar como resultado de un acto de imitación, que no es intencional, del comportamiento de otro”.

Artículos relacionados:


martes, 26 de febrero de 2008

La obesidad también es un trastorno psicológico

Hace un tiempo atrás, aquí en Mundos Naturales, hablábamos de los problemas sociales que le puede producir la obesidad a una persona. Ahora nos toca referirnos a un tema parecido y que muchas veces es ignorado por los doctores y es cómo se maneja la mente de una persona que come sin parar y engorda constantemente.

Los trastornos alimentarios pueden terminar en obesidad extrema. Pero los nutricionistas siempre se fijan en lo físico, o en cómo crear una dieta que le pueda permitir a una persona bajar de peso. Lo que ahora se pone en discusión es si se debe dar algún tipo de ayuda psicológica a las personas que sufren de este problema.

Hay muchos expertos que recomiendan a los doctores abordar el tema psicológico cuando tratan de determinar porqué una persona como tanto o porqué sufre de atracones en el medio de la noche.

Iñaki Llorente, presidente de la Sociedad Canaria de Endocrinología y Nutrición, insistió con la idea de incluir en los planes de nutrición los aspectos psicológicos de la obesidad.

La idea de todo esto es marcar la obesidad como una enfermedad de conducta alimentaria, de la misma manera que la anorexia o la bulimia. De esta manera no sería la dieta la única manera de solucionar un problema de peso, sino también se podría ayudar con un buen trabajo psicológico.

Si dentro de tu familia tienes una persona con una conducta alimentaria rara o extraña y denotas problemas de peso lo ideal es que trates de hablarlo con ella para que no siga ocurriendo y pensar en un tratamiento psicológico para solucionar el inconveniente.

Artículos relacionados:

- Modifican la Pirámide Alimenticia para los ancianos

- Comer rápido engorda mucho

Un medicamento para la artritis puede ser muy útil para los problemas de peso y la diabetes

Muchas veces algo que nos ayuda para un cierto problema nos termina ayudando para otra situación de nuestras vidas. Por ejemplo, ahora se ha descubierto que un medicamento que es muy eficaz en la lucha contra la artritis puede ser muy útil para los que sufren de diabetes o problemas cardíacos.

Este medicamento se llama salsalato. Es un fármaco aprobado para el combate al dolor de huesos y según la Universidad de Harvard es útil en otras enfermedades muy difíciles de manejar.

Los pacientes no diabéticos, menores de 30 años, que consumieron este remedio lograron disminuir en un 13 por ciento la glucosa en sangre.

Los investigadores realizaron un arduo trabajo con los pacientes. Primero se les fueron suministradas cuatro miligramos de salsalato por día, dividido en dos dosis, durante cuatro semanas. Este equipo de investigadores se encuentra dirigido por la doctora Allison B. Goldfine, quién trabaja en el Centro de Diabetes Joslin, de Boston.

No sólo bajó los niveles de glucosa en sangre, sino que también bajó la respuesta glucémica y mejoró la sensibilidad a la insulina. También bajó los índices de inflamación en las personas con diabetes.

La revista Diabetes Care se encargó de publicar todos los resultados. Los autores coinciden: "Este estudio de demostración de un principio prueba que el salsalato reduce la glucemia y mejora los índices de riesgo de inflamación cardiovascular en obesos".

Ya lo sabes, si eres una persona que sufre de sobrepeso o incluso de diabetes puedes utilizar este remedio, pero obviamente tienes que chequear con tu médico antes de hacerlo.

Artículos relacionados:

- La obesidad ayudaría a aliviar dolores de artritis.

- Diseñan alimentos que combaten la obesidad y la diabetes

lunes, 25 de febrero de 2008

Las grasas trans comienzan a ser eliminadas del mercado.

Después de muchas discusiones y problemas con estos productos, finalmente los productores de alimentos fueron obligados a aclarar en el envase si ese alimento contaba con grasas trans o no. Y finalmente, gracias a estudios e investigaciones de distintas universidades se llegó a la conclusión de que cada vez menos productos contienen estas grasas.

Igualmente los investigadores instan a los consumidores a fijarse muy bien en las etiquetas si realmente tienen o no grasas trans.

La cadena de supermercados Wal-Mart entregó varias muestras de alimentos envasados para demostrar si realmente se estaban respetando las normas. Se halló, gracias a la ayuda de la University of Minnesota, que las margarinas y mantecas, galletas, tortas y "snacks" no contenían grasas trans.

Pero más allá de esto se descubrió que contenían grasas sustanciales, según expertos del Journal of the American Dietetic Association.

El estudiante Matthew J. Albers, uno de los encargados del estudio afirma que hay que leer las etiquetas para saber si realmente estos productos tienen o no grasas trans. Para el que no sabe las grasas trans son famosas por trastocar los niveles de colesterol “malo” o LDL. También bajan el colesterol que protege el corazón (HDL).

En los alimentos que se encontraban grasas trans eran mayoría de alimentos horneados o fritos, como papas fritas, galletas dulces, etc.

La doctora Lisa J. Harnack, profesora asociada de la University of Minnesota, dijo: “Cuando eligen entre los distintos productos disponibles (...) los consumidores deberían sumar las grasas trans y saturadas que figuran en la etiqueta nutricional y elegir la marca que tenga la menor cantidad de ambos ácidos grasos”.

Ya lo sabes, muchos productos en el mercado son altos en grasas, pero la última decisión siempre quedará en ti, al leer la etiqueta y darte cuenta si en realidad tienen grasas trans o no.


Artículos relacionados:




El "boom" del consumo de productos light

En todo el planeta se multiplican la cantidad de productos dietéticos. Desde barras energéticas, hasta zumos bajos en calorías, el gran negocio de los alimentos light parece haber alcanzado su pico de popularidad. Esto extraño, dado el aumento progresivo de la obesidad en el mundo.

Sin embargo hay una infinidad de personas que consume mucho los productos light para no tener problemas de obesidad. La realidad afirma que para que tengan algún tipo de efecto en el cuerpo humano hay que consumirlos con discreción y acompañarlo de un trabajo físico, porque magia no hacen.

Igualmente se realizó un estudio para determinar porqué tanta gente consume estos productos y para qué. El Observatorio del Consumo y la Distribución Alimentaria entregó datos del año 2006 donde afirman que la mayoría de los consumidores comen productos bajos en calorías, desconfiando de que realmente lo sean. Resulta extraño que sea así, dado que cada vez aumenta más la oferta de productos light.

Más allá de esta estadística muchos ciudadanos creen fuertemente en la baja de calorías en comparación con alimentos que no son dietéticos. De hecho muchos de los que consumen estos productos lo hacen porque creen que tienen menos calorías que los normales.

Como decíamos al comienzo es fundamental para que el exceso de peso desaparezca comer estos productos bajos en calorías. Pero se debe tener cuidado, ya que si se consumen varias veces al día podrían tener un efecto distinto al que esperamos.


Artículos relacionados:


- La verdad sobre los alimentos light


- Los restaurantes “saludables” no son del todo buenos para la salud

domingo, 24 de febrero de 2008

Los cereales y el magnesio podrían evitar la aparición de diabetes

Es una enfermedad que afecta a muchas personas en el mundo, por eso se le está tratando de encontrar una solución o al menos una prevención. Grupos de científicos habrían encontrado una manera de evitar la diabetes del tipo 2 gracias al consumo de cereales y magnesio.

Se llegó a esta conclusión gracias a un estudio realizado por el Instituto Alemán de Nutrición Humana de Postdamm-Rehbruecke. Fue publicado en Archives of Internal Medicine.

La investigación constó con la participación de más de 9 mil hombres y 15 mil mujeres, todos entre 35 y 65 años. Se les entregó un cuestionario nutricional a estos pacientes entre los años 1994 y 1998. Más adelante se les realizó un seguimiento clínico para saber si la diabetes había avanzado o no. Luego del estudio se descubrió que sólo 844 participantes habían contraído diabetes del tipo 2.

Para los pacientes que consumieron una cantidad de 29 gramos diarios de fibra se detectó un 27 por ciento menos de riegos de contraer diabetes. Mientras que aquellos que consumían 15 gramos habían mostrado más riesgtos de tener esta enfermedad.

Uno de los especialistas afirmó: “Al estudiar comparativamente el consumo de otros tipos de fibra procedente de frutas y vegetales, no hemos encontrado diferencias significativas entre los grupos”.

De ahora en más si eres una persona que tiene antecedentes con las diabetes en tu familia podrías empezar a comer más fibras, cereales y magnesio para, si llegas a tener un problema, evitarlo.


Artículos relacionados:




Existiría un gen que protege de la obesidad

La verdad sería algo ideal, ¿no? Algo que nuestro cuerpo tiene dentro, que ayuda a combatir la obesidad sin siquiera tener que comer con pocas grasas. Obviamente suena a utopía, pero hay científicos que ya están investigando posibles genes que ayudan a combatir el exceso de peso.

Todo comenzó con una investigación realizada por el Laboratorio de Genómica y Nutrición de la Universidad estadounidense de Tufts. Allí descubrieron un gen que trata la obesidad como algo independiente de la ingesta de grasas. O sea, uno puede seguir comiendo grasas, sin siquiera engordar un kilo.

El profesor español José María Ordovás, encargado del estudio, ha publicado estos resultados en el 'Journal of Molecular Medicine'. Científicamente hablando se han encontrado genes dentro de la apolipoproteina A5 (ApoA5). Estos permiten metabolizar la grasa que tiene nuestro cuerpo, de esta manera protege a las personas que cargan con este gen y no engordarían pese a la mala alimentación .

Cuando se encontró durante esta investigación una persona que carga con este gen se demostró que no existía relación alguna entre la cantidad de grasa que esta persona consumí y el índice de masa corporal (IMC). Por el otro lado, aquellos que no portaban con este gen su relación entre peso y consumo se mantenía el aumento de peso.

De esta manera se podría llegar a la conclusión que una dieta cargada de grasas no es la culpable de la obesidad, sobre todo cuando nos referimos a grasas monoinsaturadas.

Obviamente hay que tener precaución con esto, porque la idea no es que todo el mundo se ponga a comer grasas pensando que no habrá consecuencias. Esto aún se encuentra en etapa de estudio y no se sabe si realmente sería aplicable a todas las personas.


Artículos relacionados:




sábado, 23 de febrero de 2008

La televisión contribuye al consumo de la comida rápida y a la obesidad

En los Estados Unidos el consumismo es algo que invade todos los medios. Desde la televisión, hasta los periódicos. Se vende todo, se compra todo y todo se consume. Por eso desde distintos puntos de la sociedad buscan que los niños no queden expuestos a esta “filosofía”.

Ahora un estudio demostró que la televisión no es un gran aliado en contra de la obesidad. En este caso es por la culpa de la abundancia de comerciales de comidas altas en calorías y comidas rápidas.

El Centro infantil Johns Hopkins realizó un estudio acerca de las publicidades que se emiten en la televisión en el horario en que los niños están pegados frente a la pantalla. Entre las 3 de las tarde y las 9 de la noche se descubrió que se emitían entre dos y tres anuncios de alimentos dañinos a la salud por hora. La tercer parte de estos anuncios iba dirigida a niños.

Entre estas publicidades se fomentaba el consumo de alimentos llenos de azúcar y de comidas rápidas. Estos datos fueron publicados en el Journal of Pediatrics.

La Dra. Darcy Thompson, pediatra del Hopkins, y una de las encargadas del estudio dijo: "Aunque no podemos culpar exclusivamente a los anuncios de TV del sobrepeso y la obesidad, hay evidencia sólida de que los niños expuestos a tales mensajes tienden a tener dietas malsanas y sobrepeso".

Para evitar estos problemas y que no se termine en la obesidad, los especialistas recomiendan que no se permita a los niños menores de 3 años a ver televisión y a los que son mayores, tratar de incentivarlos con otras cosas que no sea la “caja boba”.

Artículos relacionados:

- Médicos se alarman por los efectos de niveles altos de Colesterol “Bueno”

- Descubren que un fármaco contra la obesidad es útil para evitar los atracones

Reducir la sal permite dejar de toma gaseosas con azúcar

Los hábitos de los pequeños son los que los marcarán a fuego en la adolescencia y posteriormente en la adultez. Por eso es esencial que de chicos ya sepan lo mal que les pueden hacer ciertas cosas. Con la sal, por ejemplo, se ha descubierto que si los niños no consumen tanta de ella no se volverían tan adictos a las gaseosas.

Incluso el bajo consumo de sal les permitiría esquivar enfermedades graves, como diabetes y problemas cardíacos.

Científicos de la Universidad de St. George, con sede en Londres, realizaron una minuciosa investigación a más de 1600 chicos de entre 4 y 18 años. Luego de analizar la información de cada uno de los niños, los especialistas llegaron a la conclusión que quiénes tenían una dieta baja en sal eran propensos a consumir menos líquidos, entre ellos las gaseosas.

También se llegó a calcular que si se disminuye la ingesta de sal a un gramo por día, los líquidos también serían menos consumidos.

El Dr. Feng J. He, uno de los encargados del estudio, dice: "Si los niños entre los 4 y 18 años redujeran su ingesta de sal a la mitad (una reducción promedio de tres gramos al día), habría una reducción de alrededor de dos refrescos con azúcar menos consumidos por cada niño a la semana, de manera que cada uno reduciría su ingesta calórica en alrededor de 250 kcal por semana".

Finalmente se llegó a la conclusión que también se disminuían los consumos de refrescos endulzados. Más exactamente se reduce a tan sólo 27 gramos por día

Es fundamental que tu niño crezca conciente de los peligros de la mala alimentación. Esto le servirá mucho en distintas etapas de su vida.

Artículos relacionados:

- Asociaciones médicas proponen eliminar el consumo de sal

- Afirman que la sal no evita las bacterias en los alimentos

viernes, 22 de febrero de 2008

Los obesos sienten problemas de autoestima y aislamiento

La sociedad muchas veces puede dejar de lado a personas que presentan problemas físicos. Esto convierte a alguien obeso en una persona que se aísla y prefiere estar sólo antes que acompañado.
Desde que se convirtió en un problema global, los individuos con exceso de peso comienzan a tener trastornos psicológicos que los pueden marcar a fuego. Incluso pueden conspirar en el deseo de alguien de bajar de peso.

La Obesity Medic es una clínica que actúa a favor de las personas que sufren de estos problemas. Baja autoestima, aislamiento y tristeza, son rasgos comunes que la psicóloga Imma Peñas detectó en obesos en recuperación.

El mundo entero trata de vender una imagen de perfección al mostrar una persona flaca y sin problemas de alimentación, cuando en realidad no se debe aspirar a ese estereotipo, sino trabajar para solucionar un problema de salud.

Peñas agrega: “El culto al cuerpo imperante en la actualidad influye en la concepción que algunas personas obesas tienen de sí mismas. De sentirse insatisfecho con la propia imagen se puede pasar a una estado permanente de tristeza y de aquí desembocar en el enclaustramiento doméstico”

Este aislamiento perjudica y mucho el plano psicológico de un paciente que está dispuesto a recibir ayuda.


Artículos relacionados:




Muchos padres no reconocen cuando su hijo está obeso

El verse gordo, querer perder unos kilos o simplemente desear lucir bien son cosas normales en todas las personas. Todos queremos la “perfección”. Pero hay ciertas veces que nuestros propios ojos nos mienten y no nos damos cuenta de los problemas que podemos sufrir.

En nuevos estudios se ha demostrado que la mayoría de las personas que tienen problemas de peso no se dan cuenta de ello o prefieren no reconocerlos. Esto sucede tanto en padres como en jóvenes.

Desde varios senos familiares se ha afirmado que los padres no aceptan el peso del chico y le siguen diciendo que “tiene el peso adecuado” hasta que ese pequeño exceso de unos kilos se convierte en obesidad.

Este informe fue realizado por la revista Diabetes Care, donde los responsables marcaron como estos resultados como muy importantes, pero problemáticos. Los especialistas afirman que para que el niño acepte su problema lo primero que debe de obtener es un estilo de vida para adelgazar, cosa que no podrá hacer si los padres no le admiten el exceso.

La University of North Carolina, con el doctor Asheley Cockrell Skinner a la cabeza, realizó más de 100 entrevistas a personas que sufren de diabetes 2. Dentro del cuestionario se encontraban temáticas de alimentación, peso, y hábitos físicos.

Del 87 por ciento de personas que sí tenían sobrepeso, “sólo el 41 por ciento de los padres y el 35 por ciento de los hijos consideraron que los jóvenes tenían mucho sobrepeso”, aseguraron los doctores.

Desde aquí instamos a los padres a no ocultar estos problemas, porque podrían causar daños mucho más grandes y graves de lo que se imaginan.


Artículos relacionados:




miércoles, 20 de febrero de 2008

Desmitifican que el jarabe de maíz sea tan dañino al cuerpo humano

En los Estados Unidos es uno de los ingredientes más utilizados por las personas para sus comidas. Desde empaderados, hasta cenas producidas, o almuerzos a las corridas los norteamericanos no dejan de consumirla. En un primer momento se ha afirmado que el jarabe de maíz hace mucho daño, pero ahora esa idea se refutaría gracias a nuevas investigaciones.

Al parecer este ingrediente tiene el mismo efecto que el azúcar de mesa sobre el apetito y la alimentación diaria de las personas.

Además se refuta la idea de que el jarabe de maíz produzca obesidad y diabetes del tipo 2. Pero lo que sí se mantiene es que este ingrediente produce en la personas una sensación de apetito constante, ya que tiene efectos a corto plazo en el organismo.

Científicamente hablando la glucosa que contiene el jarabe de maíz produce grandes cantidades de insulina. Varios estudios sostienen que no actúa mucho con las “hormonas del apetito”, provocando la sensación de hambre constante.


La University of Toronto, en Canadá analizó a más de 31 hombres, quienes se alimentaron con distintos dulces, entre ellos el jarabe de maíz. Todos tenía la misma cantidad las calorías.

A los minutos de haber comido tantos dulces los hombres detectaron un aumento en su apetito, demostrando que no había diferencia entre azúcares fuertes y el jarabe de maíz.

A todos los norteamericanos o aquellos que viven en Estados Unidos que están leyendo esta nota les recomendamos no consumir tanto jarabe de maíz, pero sepan que no hace tanto daño como se preveía.


Artículos relacionados:




La comida rápida destruye el hígado y provoca severo aumento de peso

Desde Mundos Naturales siempre hemos destacado los males que puede acarrear una dieta basada en comidas rápidas o en una alimentación mal planteada. Ahora se ha demostrado un daño particular para el cuerpo humano.

Científicos suecos afirman que consumir mucha comida rápida y no realizar ninguna actividad física puede desencadenar serios problemas en el hígado. Inclusive se habló de una destrucción completa de ese órgano si no se siguen las indicaciones para evitarlo.

Se realizó un estudio minucioso a 18 voluntarios. Eran todos adultos, saludables y de buen estado físico, quienes no realizaron ninguna actividad física mayor a los 5 mil pasos diarios y que se prestaron a una dieta constituida en comida rápida.

Durante las cuatro semanas que duró esta dieta a base de comida chatarra los pacientes evidenciaron un alto nivel de daño hepático, además de haber aumentado significativamente su peso corporal.

Por otro lado, un grupo de personas se sometió a lo contrario que los anteriores y los resultados fueron una dieta normal y ningún problema hepático ni gordura.

El Hospital Universitario de Linkoping, con el doctor Fredrik H. Nystrom a la cabeza, publicó los resultados de su investigación en la revista médica Gut.

El impacto que tuvo tanta comida rápida en los cuerpos de los pacientes fue desastroso. Se aumentó entre un 10 y 15 por ciento el peso corporal, además de duplicar la cantidad de calorías que se comían a diario.

Ya lo sabes, la comida rápida puede ser rica, incluso te puede salvar si tienes la heladera vacía, pero no pongas en juego tu salud consumiéndola constantemente.


Artículos relacionados:




martes, 19 de febrero de 2008

Dile “sí” a las lentejas y “no” a las patatas

Para tener un orden en la alimentación hay que saber qué comer y qué no comer. Aquí en Mundos Naturales te seguimos dando consejos para realizar eso que tanto buscas, bajar de peso y no convivir con la obesidad. Dentro de las cosas que puedes comer se puede situar muchos alimentos, pero hay algunos que muchos los dejan de lado por no saber lo bien que hace a nuestro organismo.

En este caso tocaremos las legumbres. Para adelgazar es fundamental incluir a nuestra dieta alimentos como las legumbres y las hortalizas. Lentejas, arvejas, etc. Dentro de lo que hay que evitar para no engordar se encuentran las patatas y las harinas refinadas.

Una prestigiosa revista llamada Cochrane Library realizó un minucioso estudio para mostrar una dieta efectiva para personas con obesidad. Entre las cosas más efectivas para perder peso se encuentra saber transformar los alimentos “nocivos” en energía que te permita bajar de peso.

Dentro de las comidas, además de las hortalizas y las legumbres, que te permiten adelgazar se encuentra la pasta italiana, por ejemplo. Estos alimentos tardan más en convertirse en azúcar dentro del organismo. Por el otro lado, los que no ayudan son el pan blanco o las patatas, que llegan rápido al torrente sanguíneo provocando un índice glucémico alto.

Varios pacientes participaron de una investigación que trataba de probar la efectividad de las dietas bajas en glucemia.

Los resultados mostraron que los que consumieron pocos azúcares solubles perdían más peso que los que no lo hacía. También se veía beneficiado el sistema cardiovascular.

En fin, muchas veces las cosas no son lo que parecen. Para eso estamos aquí. Sigue esta dieta al pie de la letra e irás perdiendo peso paulatinamente.


Artículos relacionados:




Las claves para que una digestión correcta no sea una tarea imposible

Seguimos dándote claves para mantener una figura ideal y no sufrir de sobrepeso. En este caso apuntamos a los momentos posteriores a una comida “poco saludable”. Normalmente después de una cena en la cuál se consumieron productos con grasa, como salsas, especias o picantes la digestión puede ser un tema difícil de conseguir. Aquí les damos los consejos para una digestión adecuada y no aumentar de peso excesivamente.

La digestión es clave en el proceso de eliminación de ciertas comidas que no deberían de quedar mucho tiempo en el organismo. De ser así, de no tener una digestión adecuada se puede terminar sufriendo distintos problemas, como malestar abdominal, fundamentalmente en el abdomen, vómitos, nauseas, etc.

El Dr. Pedro Menchén, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Patología Digestiva y jefe de la Sección de Endoscopia del Hospital Gregorio Marañón (Madrid), afirma que "descansar un pequeño periodo de tiempo, pero no es recomendable dormir una siesta de pijama y orinal".

Además se puede probar comer tranquilo y relajado. De esta manera la comida no caerá pesada y será más fácil digerir alimentos grasosos o que hacen mal a tu organismo.

Para evitar también estas digestiones pesadas hay pequeños trucos que te ayudarán mucho:

- Consumir infusiones clásicas como el té de manzanillas
- Realizar una alimentación equilibrada
- No caminar apenas se terminó de comer

En fin, algunos datos importantes de la digestión, que es muy importante para no presentar problemas de salud y para combatir la obesidad.

Artículos relacionados:


lunes, 18 de febrero de 2008

Diseñan alimentos que combaten la obesidad y la diabetes

Los avances en base a la nutrición crecen día a día. Se puede descubrir nuevas tendencias, o incluso cambiar el resultado que un alimento puede causar en un organismo. En vez de engordar, quizás te puede hacer perder kilos con facilidad.

En base a esto un grupo de científicos holandeses está cerca de desarrollar alimentos que no engordan y que encima combaten la diabetes. Una noticia muy importante, ya que los índices de obesidad en el mundo, así como la diabetes también crecen sin vislumbrarse una solución.

En este caso están tratando de darles a las bebidas que engordan la capacidad de no engordar y al pan la posibilidad de no contraer diabetes.

El estudio fue encargado por el Instituto Superior de Alimentos y la Nutrición (TIFN), donde ya se han logrado muchos avances en el lo que a la alimentación y nutrición refiere. Este centro inventó con éxito los ingredientes que mantienen al pan crujiente por más tiempo. También lograron idear una tecnología que baja el contenido de grasas en productos de alimentación sin alterar su sabor.

En esta ocasión el TIFN, junto con el apoyo y financiamiento del gobierno holandés y la empresa Unilever, quieren elaborar ingredientes que neutralicen los efectos diabéticos de ciertos alimentos. El Profesor Robert-Jan Brummer, director de programa TIFN, afirmó: “Trabajamos sobre ciertos ingredientes de alimentos, que provocan más saciedad que los otros”.

Esta es una gran noticia, porque gracias a estos inventos se podrá invertir los resultados que provocan ciertos alimentos y de esta manera evitar sufrir enfermedades como la diabetes o la obesidad.

Artículos relacionados:




La obesidad avanza sin parar en los países del Pacífico

La epidemia de exceso de peso en todo el mundo se convirtió en un problema que aún no tiene solución. Desde países europeos hasta países sudamericanos, las personas sufren de obesidad y parecen no hacer nada al respecto.
Haciendo hincapié en las costas del Pacífico se puede ver como la obesidad, junto con las enfermedades que se relacionan con ellas, como diabetes, accidentes cerebrovasculares o insuficiencia renal, ha alcanzado cifras nunca antes logradas. De hecho el temor de una crisis sanitaria ya toca a la puerta de los gobiernos de esos países.

Muchos estamos acostumbrados a ver imágenes de los orientales comiendo pescados, verduras o nueces de coco. Pero ahora el paisaje ha cambiado y la occidentalización que sufre la sociedad de estos países los ha llevado a consumir cosas que antes ni se asomaban a sus mesas. Ahora pueden verse las bebidas azucaradas, la carne en conserva y las galletas saladas en las cenas y almuerzos de las familias orientales.

Este informe estadístico fue encabezado por las Islas Marshall y su director agrega: “Nos enfrentamos a una epidemia devastadora. En una población de 53.000 habitantes, tenemos entre 6.000 y 8.000 con diabetes”.

Para citar tan sólo un ejemplo de cómo la obesidad avanza en estos países podemos hablar de Nauru, donde el 95 por ciento de la población mayor de 15 años sufre de obesidad o exceso de peso. Lo mismo ocurre con los diabéticos, donde el 45 por ciento de los habitantes sufre de esta enfermedad.

En fin, la obesidad día a día se convierte en un problema nuevo para la población mundial. Para que estos números no sigan creciendo es fundamental un accionar en conjunto de los gobiernos con las asociaciones médicas.

domingo, 17 de febrero de 2008

La obesidad y el bajo peso favorecen la infertilidad

Cuando un niño o un adolescente comienza con problemas de peso se está poniendo en juego la salud futura de esta persona e incluso otros problemas aún más grandes todavía. Un reciente estudio demostró que la obesidad puede causar infertilidad en la adultez. De esta manera se compromete la capacidad de tener hijos.

Pero no sólo cuando se tiene sobrepeso se puede sufrir este problema, sino que también cuando el peso está por debajo de lo normal se puede no tener la posibilidad de reproducirse. En el caso específico de las mujeres, aquéllas que tuvieron sobrepeso en su infancia pueden sufrir complicaciones durante un posterior embarazo.

En Finlandia se desarrolló una ardua investigación para determinar si esto es cierto o una simple coincidencia. Más de 1.300 hombres y mujeres participaron en una investigación mayor de seguimiento de su salud desde 1980.

Estas personas sufrían de obesidad entre los 3 y los 18 años y se les midió el IMC (índice de masa corporal). Los resultados de este estudio fueron publicados por la revista médica Epidemiology.

Para las personas que presentaban menor peso del indicado o recomendado tenían entre un 10 y un 16 por ciento menos de posibilidades de engendran un hijo. Por otro lado los hombres y las mujeres que habían sido obesos tenían un 32 a un 38 por ciento menos de hijos.

En cuanto al embarazo en el caso de una mujer también se veía complicado si se presentaba un peso menor al recomendable. Se alteraba el ciclo menstrual. La obesidad en cambio puede favorecer la aparición del síndrome de ovario poliquístico, que es una causa de obesidad.

Para el hombre, la obesidad y el bajo IMC provocaron baja calidad del semen. El exceso de peso aumenta el riesgo de disfunción estéril.

Ya está demostrado. Una adolescencia con mala alimentación y obesidad o bajo peso pueden provocar muchos problemas a futuro, en este caso se complica la reproducción.


Artículos relacionados:


La obesidad puede detonar la aparición de 13 tumores distintos

Lo hemos anticipado en varias oportunidades en Mundos Naturales. La obesidad es un problema mundial, y que encima ayuda a otras enfermedades a desarrollarse mucho más. En este caso, una investigación profunda realizada por medios británicos han demostrado que el aumento de peso es un detonante de distintos tumores.

En este estudio, que contó con más de 140 artículos científicos y más de 282 mil casos de cáncer, se ha descubierto que el exceso de peso no sólo provoca problemas en el corazón y diabetes, sino que también es causa de aparición de cáncer.

La revista The Lancet realizó una comparación entre el índice de masa corporal y la cantidad de tumores que aparecen al sufrir de obesidad.

Los encargados de la investigación dijeron: “Este amplio meta-análisis, que incluye muchos estudios recientemente publicados, avala fuertemente las evidencias previas de que un excesivo peso corporal aumenta el riesgo de cáncer en casi todas partes”.

Se diferenció entre hombres y mujeres y la cantidad de tumores que pueden aparecer. Los masculinos con exceso de peso pueden sufrir: cáncer renal, de colon, de tiroides, adenocarcinoma esofágico, y, en menor medida, mieloma múltiple, leucemia y linfoma no Hodgkin. También se presentan con más normalidad tumores rectales y melanomas malignos. Las mujeres que sufren de obesidad se ven más abiertas a estos tumores: de vejiga, páncreas y endometrio, además de cánceres de mama posmenopáusicos.

Por cada cinco puntos que subía en IMC, en los hombres se detectaban 52 por ciento más de probabilidades de desarrollar alguno de los tumores mencionados. En las mujeres crecí hasta el 59 por ciento.

Los números son alarmantes y desde aquí te recomendamos comenzar a comer bien y llevar un buen régimen para no terminar sufriendo problemas mucho más peores.

sábado, 16 de febrero de 2008

Medicamento en contra del colesterol malo funciona en seres humanos

Esta es sin dudas una de las mejores noticias de los últimos tiempos en lo que a obesidad y colesterol respecta. Luego de haberse realizado distintas pruebas en animales, ahora se probó en seres humanos y se demostró que un medicamento llamado KB2115 puede ayudar a bajar los niveles del colesterol malo.

El colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) se vio disminuido y el riesgo de enfermedades cardíacas bajó drásticamente asegurando que el medicamento es eficaz y seguro.

El corazón soportó sin problemas los medicamentos y no se detectaron problemas con el sistema cardíaco.
Esta investigación fue realizada en conjunto entre médicos de Estados Unidos y Suecia, quienes formaban parte de la compañía farmacéutica Karo Bio AB. Esta empresa desarrolló este eficaz medicamento. Además de estos investigadores, el Instituto Karolinska de Estocolmo y la Universidad de San Francisco también se involucraron en el estudio.

El KB2115 se convierte en una alternativa para los pacientes que no pueden tolerar las estatinas, de acuerdo con los autores del estudio.

La revista Proceedings of the National Academy of Sciences publicó todo lo que compete a este estudio.

Tener los niveles de colesterol muy altos puede provocar problemas cardíacos y si este medicamento efectivamente funciona en contra de esto es bueno que ya lo vayamos probando.

Artículos relacionados:

- El estrés puede aumentar los niveles de colesterol malo

- Médicos se alarman por los efectos de niveles altos de Colesterol “Bueno”

Al final la falta de sueño no tiene relación con la obesidad

Contrariamente a lo que afirmábamos hace unas semanas acerca del control del sueño en los niños, una nueva investigación afirma que la falta de descanso no sería factor de obesidad.
Un grupo de especialistas británicos afirma que con dormir al menos 5 horas todas las noches el peso corporal no se verá afectado, ni tampoco la circunferencia de la cintura.

En estudios pasados, que estuvieron publicados en Mundos Naturales, se aseguraba que había una estrecha relación entre el exceso de peso o obesidad y la falta de sueño y apneas.

Un equipo de investigadores dirigido por Francesco P. Cappuccio se puso a cargo de más de 10.000 historias clínicas de británicos para afirmar si precisamente la falta de sueño afecta la obesidad. Todos participaron de un estudio a largo plazo llamado Whitehall II.

Entre 1985 y 1988 fueron evaluados por primera vez, cuando tenían entre 35 y 55 años. Después el estudio siguió analizando pruebas cada dos años.

La University of Warwick, en Coventry, Inglaterra, se encargó de medir la duración del sueño de más 5 mil participantes entre 1997 1999. Un 65 por ciento de las personas presentaron problemas de obesidad cuando dormían menos de 5 horas. Pero esto se realizó nuevamente entre el 2003 y el 2004. Allí determinaron que el peso corporal no tiene relación con el descanso de una persona.

La American Journal of Epidemiology se encargó de publicar estos resultados.

Ya lo sabes, tu familia necesita descansar. En su momento la obesidad se veía relacionada con la falta de sueño, pero estudios nuevos afirman que no es así.

Artículos relacionados:

- Afirman que la falta de sueño en niños provoca obesidad a futuro

- El descanso es fundamental para no sufrir sobrepeso

viernes, 15 de febrero de 2008

Así funciona el reloj interno de cada persona

Una persona que trabaja constantemente o que no pasa mucho tiempo en su casa puede llegar a tener este problema. El cambiar los horarios de las comidas o saltearlas puede terminar provocando obesidad en la mayoría de las personas. Esto genera un gran cambio en el reloj interno de cada uno.

Investigaciones realizadas por la Northwestern University, en Illinois, aseguraron que estas irregularidades provocan cambios moleculares y también en la conducta. Más allá de que los encargados de los estudios afirman que no conocen en detalle como funciona el reloj interno, aseguran que las alteraciones provocan diabetes y otras enfermedades.

No hay persona que no tenga este reloj biológico o circadiano. Su función es regular el organismo para que no se produzcan problemas internos ni desbarajustes. También controla el sueño y funciones metabólicas. El reloj se halla en el hipotálamo y cualquier alteración puede provocar desórdenes psíquicos, neurológicos y cardiovasculares.

Este estudio fue encarado por Joe Bass, endocrinólogo de la Northwestern University y para llegar a estos resultados se utilizaron ratones de laboratorios, que crecieron en la oscuridad. Para comprobar estos cambios en el reloj interno se los alimentó con un alto contenido graso y provocaron grandes cambios en la dieta y en el sueño.

Ya lo sabes, el tener un ordenamiento en tu vida, así como en la comida te permitirán no engordar tanto. Ahora, si no lo haces tu peso subirá y deberás pelear el doble en contra de la obesidad.

Artículos relacionados:

- El alto consumo de grasas provoca severos cambios en el reloj biológico

- Especialistas recomiendan dejar las comidas fritas por comidas al horno o al vapor

La sacarina y el aspartamo producirían obesidad

A contramano de lo que muchas personas piensan estos complementos del azúcar no serían útiles en la batalla contra el aumento de peso. Las familias usan los edulcorantes y la sacarina para reemplazar los malos efectos que produce el azúcar.

Una investigación realizada por dos especialistas, Susan Swithers y Terry Davidson, sobre ratas afirmó que estos animales que ingerían estos componentes eran más propensos a consumir grasas y calorías. "Encontramos que las ratas que consumían yogurt endulzado de manera artificial aumentaban más de peso y comían más", afirmó uno de los encargados del estudio.

Esta investigación fue encargada por la Universidad de Purdue, en Indiana y la prestigiosa revista Behavioral Neuroscience lo publicó.

El estudio contó con yogures endulzados con sacarina. Los roedores lo comían y los especialistas hallaron que al consumir estos productos los tejidos adiposos aumentaron sustancialmente. Todo esto se debe a que tenía mucha más hambre que las ratas que comieron yogurt sin edulcorante.

Más allá de todo esto los especialistas afirman que esta investigación no se puede trasladar a los humanos ya que aún no se sabe que tipo de resultado se podría conseguir. También afirmaron que este resultado en los roedores tuvo el mismo con el aspartamo, otro suplemento del azúcar.
Artículos relacionados:

- El uso indiscriminado de edulcorante puede ocasionar problemas

- El chocolate y los riesgos que provoca a la salud

miércoles, 13 de febrero de 2008

Al final, salir a comer afuera no sería la causa del aumento del peso

Comer afuera es una de las cosas más interesantes y entretenidas que hacer cuando se está en pareja, por ejemplo. También es muy divertido hacerlo con amigos o la misma familia. Pero deja de ser así cuando se ve un aumento marcado de la obesidad.

Estudios recientes afirman que el salir a comer afuera no engorda tanto, sino que es el lugar donde se va a comer el que hace engordar. ¿Cómo es esto? Así...

Estas investigaciones encontraron que los habitantes norteamericanos que viven en barrios llenos de locales de comidas rápidas tienden a ser más obesos que aquellos que viven en barrios con restaurantes más completos o de otros estilos de comidas.

La Dra. Virginia Chang fue la encargada de llevar adelante un estudio sociológico y de medicina para la Universidad de Pensilvania. Ella dice: "Mucha gente ha intentado entender qué ha hecho surgir la epidemia de obesidad y mucha gente tiene la hipótesis de que salir a comer podría tener algo que ver con eso. Nuestros hallazgos sugieren que el hecho de salir a comer no es algo necesariamente malo".

Dentro de estas investigaciones se ha demostrado que en los últimos años ha ascendido mucho el número de personas que comen afuera antes que hacerlo más saludablemente en sus casas.

La American Journal of Preventive Medicine realizó un estudio con más de 700 mil personas que durante cinco años respondieron una encuesta telefónica acerca de sus hábitos para las comidas. Se descubrió lo que se temía, la población norteamericana ha tomado como costumbre comer afuera y no controlar tanto su alimentación.

Para terminar con esto es imperante que se realicen campañas para que la gente coma mejor y más saludable.

Artículos relacionados:

- La obesidad incide en la aparición de cáncer rectal

- Las personas llegan a aumentar más de 3 kilos durante las fiestas

Descubren que un fármaco contra la obesidad es útil para evitar los atracones

Comer sin parar nunca es bueno. No permite perder peso, trastoca los hábitos alimenticios y afecta gravemente a la salud. Pero para las personas que sufren de este problema existe un medicamento que podría detener estos atracones y permitir comer menos y mejor.

Este fármaco se llama sibutramina, es un supresor del apetito y según confirmaron distintas investigaciones reduce la cantidad de atracos, así como también el peso y las enfermedades psicológicas que se pueden presentar por estos problemas.

La doctora Denise E. Wilfley, de la Escuela de Medicina de la Washington University, publicó un informe en el cuál hablaba de cómo este medicamento modifica las señales del hambre y la saciedad. Este informe fue publicado en el American Journal of Psychiatry.

Una de las claves para sentirse saciado es comer despacio. Contrariamente a esto las personas que se dan atracos se quedan con hambre, y luego terminan comiendo nuevamente.

Esta investigación contó con más de 300 personas, que durante 24 semanas, formaron parte de una comparación entre la sibutramina y el placebo

El 76,2 por ciento prefirió sibutramina y 82,6 por ciento, el placebo.

Para los pacientes que ingirieron la primer droga se disminuyeron considerablemente los atracos, mientras que los que eligieron la segunda seguían comiendo al mismo ritmo.

Aún no se han podido eliminar los efectos secundarios de la sibutramina. Estos son dolor de cabeza, sequedad en la boca, constipación, insomnio y mareos.

Si eres de esas personas que no para de comer y encima come rápido y sin control debes comenzar a tratar este tema. La droga de la sibutramina aún no está disponible del todo, pero puedes empezar teniendo un poco más de conducta.

Artículos relacionados:

- Afirman que las dietas bajas en carbohidratos pueden ser practicadas por diabeticos

- Habrían creado un medicamento efectivo para la obesidad

martes, 12 de febrero de 2008

Modifican la Pirámide Alimenticia para los ancianos

Con el correr del tiempo los usos y costumbres van cambiando. Desde los niños hasta los ancianos, los hábitos alimenticios van variando acorde a la edad a la que se llega y al momento actual de ciertas dietas y comidas. En este caso lo que cambia no es la comida en sí, sino la concepción de la Pirámide Alimenticia, la cuál se aggiornó a nuestro tiempo.

El U.S Department of Agriculture elaboró una nueva pirámide, en este caso llamada MyPiramid.

Estos cambios fueron realizado por la Universidad de Tufts, quienes actualizaron el contenido y la apariencia de esta guía de alimentación para adultos muy mayores.

Alice H. Lichtenstein es la directora del Laboratorio de nutrición cardiovascular del Centro de investigación sobre la nutrición humana en el envejecimiento Jean Mayer USDA y aclara: "Los adultos mayores de setenta tienen necesidades dietéticas únicas”.

Estos cambios fueron publicados por el Journal of Nutrition. Entre las modificaciones se encuentran:

- Frutas de colores fuertes, como el melón
- Se agregan los productos como el yogurt y leche baja en lactosa
- Aceites líquidos y margarinas bajas en grasas

Los cambios nombrados son tan sólo algunos referentes a los alimentos. Pero el real avance es la inclusión de la actividad física como caminar, los trabajos del hogar y el trabajo en el jardín.

Ya lo sabes si eres una persona grande, o tu abuelo o abuela tiene problemas de alimentación puedes tratar con esta nueva Pirámide Alimenticia y verás como los cambios se van logrando con el correr del tiempo.


Artículos relacionados:




La Dieta Mediterránea evita alergias y asma

Aquí en Mundos Naturales hemos tocado la importancia de esta dieta en más de una oportunidad. Te dimos los pasos a seguir para que de resultados. También te prevenimos de probables inconvenientes que puedan interceptar tu camino. Ahora te acercamos otro descubrimiento en base a la Dieta Mediterránea.

Para aquellas personas con asma y alergias este régimen es ideal para bajar de peso y al mismo tiempo no sufrir complicaciones en estas enfermedades.

Las mujeres que se alimentan en base a frutas y vegetales durante el embarazo pueden hacerle un gran bien a los niños. Médicos griegos afirman que los niños que nacen de esta manera no sufrirán de asma ni alergias.

Incluso después de que los niños hayan nacido, si se los mantiene en una dieta con este tipo de comidas también mejorarán la protección de estas y otras enfermedades.

Una dieta mediterránea normal se basa en comer vegetales más ocho veces a la semana, pescado en tres ocasiones semanales y legumbres un vez a la semana.

Los expertos en esto afirmaron en la revista Thorax que estas dietas son efectivas y se puede llegar a proteger a un niño siguiendo estos pasos.

La investigación contó con más de 460 mujeres embarazadas que durante seis años siguieron estas indicaciones alimenticias.
Los padres de estas mujeres se encargaban de llevar los detalles respiratorios y alérgicos de sus hijos.

Los niños que siguieron estas indicaciones lograron ser menos propensos al asma infantil en un 80 por ciento, mientras que fueron un 45 por ciento menos proclives a tener alergias.


Artículos relacionados:




lunes, 11 de febrero de 2008

Cambiar de aceite ayuda a perder peso

Son los pequeños cambios los que nos llevan de un lugar a otro. Por ejemplo, si dejas de comer pan, verás las modificaciones en tu cuerpo, o eliminas las grasas podrías bajar de peso sin tener que seguir una dieta estricta. Lo mismo sucede con el aceite para cocinar.

Un grupo de investigadores de Japón quiso demostrar que dejando de consumir aceite habitual se puede perder hasta medio kilo por año sin siquiera tener que regular la alimentación. Para reemplazar este aceite se ha creado uno que contiene diacilglicerol.

Esta investigación fue realizada por la Cruz Roja Japonesa, en Kumamoto y dirigida por Hidetoshi Kawashima. Demostraron que se puede perder peso cambiando el hábito de comer con aceite normal.

Los cambios también se evidenciaron en el Índice de Masa Corporal, el IMC, que regula la relación entre el peso y la altura de cada persona.

Este nuevo aceite contiene una pequeña cantidad de diacilglicerol. El reemplazar con este componente al triacilglicerol puede ayudar a reducir el nivel de grasa en nuestro cuerpo y de triglicéridos en la sangre.

"Reemplazar una parte del triacilglicerol de la dieta con diacilglicerol todos los días demostró ser una herramienta útil para controlar el peso a largo plazo", admite el equipo.

En la investigación participaron más de 300 personas al azar, a las cuáles se les dio este nuevo aceite para que lo consuman en un año. El resultado fue la pérdida de más de medio kilo anual, sin tener que hacer dieta.

Artículos relacionados:




El chocolate sería nocivo para los huesos

Varios estudios han demostrado las cualidades de este dulce para el corazón. Muchas personas, luego de estos resultados, comenzaron con la costumbre de comer un chocolate al día para fortalecer la salud cardíaca. Pero no todo es color de rosas.

Una nueva investigación ha demostrado que el consumo de chocolate afecta a los huesos, convirtiéndolos en más débiles y delgados.

Un grupo de la University of Western Australia, en Perth realizó un estudio para determinar si efectivamente el chocolate es dañino para los huesos. El resultado fue positivo.

El doctor Jonathan M. Hodgson dirigió el grupo de estudios y aclara: "Este es el primer estudio sobre la relación entre el consumo de chocolate y la calidad de la estructura ósea y cuestiona si su consumo aumenta el riesgo de osteoporosis y fracturas”.

La investigación fue publicada por la American Journal of Clinical Nutrition.

Más de 1000 mujeres de entre 70 y 85 años formaron parte de este estudio. Las mujeres que consumieron cacao todos los días tenían menor densidad que las que no lo hacían.

¿Cuál es la causa de este problema? Los chocotales tienen flavonoides, que es una sustancia eficaz para la estructura ósea. Pero también tienen oxalato, que inhibe al calcio.

Los encargados del estudio afirmaron que "el efecto estaría asociado con un componente del chocolate en lugar del estilo de vida o la alimentación".

El chocolate es uno de los manjares más grandes del planeta, lo sabemos. Pero si no quieres tener problemas con tus huesos en el futuro te recomendamos que empieces a quitarte la costumbre.



Artículos relacionados:






domingo, 10 de febrero de 2008

Médicos se alarman por los efectos de niveles altos de Colesterol “Bueno”

Contrariamente a lo que se imagina, este tipo de colesterol, en grandes cantidades puede convertirse en contraproducente para los problemas cardiovasculares de las personas con obesidad. Más allá de que sigue siendo considerado como colesterol “bueno”, el abuso no es bueno, ni recomendable.

Si estos niveles de HDL están elevados puede elevar el riesgo de deficiencias coronarias. Al mismo tiempo se ha demostrado que otro componente del colesterol, como es la apolipoproteina A-I o apoA-I, puede ser nocivo para el sistema cardiovascular.

El Centro Médico Académico de Amsterdam, en Holanda, con el Doctor John J.P. Kastelein a la cabeza, realizó un estudio acerca de estas cuestiones del colesterol hasta hoy conocido como bueno.

Se realizó un trabajo de campo, el cuál se denominó IDEAL. En esta investigación participaron más de 8000 personas a los cuáles se les analizó si altas dosis de estatina ayudaban a prevenir estos problemas cardiovasculares.

Estos resultados fueron publicados por la tradicional revista, Journal of the American College of Cardiology.

Se confirmó que los niveles muy altos de colesterol HDL están estrechamente relacionados con los problemas coronarios. Los efectos de los niveles de apoA-I aumentaban en un 21 por ciento por cada 12 puntos de colesterol HDL, lo que marca que los niveles altos son problemáticos.

Después de conocerse estos resultados varios médicos hicieron eco de esto. Por ejemplo, el doctor Jacques Genest, de la McGill University, en Montreal, quien dice: "Primero, los niveles naturalmente altos del HDL no protegerían de desarrollar enfermedad cardíaca y, segundo, y aquí es donde está el hallazgo más significativo del estudio, el HDL como objetivo terapéutico provocaría daños potenciales”.

Ya lo sabes. No por ser bueno, es ideal. Si sabes manejar estos niveles y te mantienes al día en tus visitas al nutricionista no deberías de tener problemas.

Artículos relacionados:




sábado, 9 de febrero de 2008

Crece alarmantemente el número de adolescentes con síndrome metabólico

Es una enfermedad que en el último tiempo se ha vuelto muy normal en los adolescentes que no se alimentan bien. La cultura del buen comer debe nacer desde el seno familiar, para evitar precisamente estos problemas y enfermedades.

El síndrome metabólico es un conjunto de dos enfermedades. Disfunciones cardíacas y diabetes son partes de los problemas que pueden desencadenar en este síndrome.


Un estudio realizado con la población norteamericana afirma que en los adolescentes de hoy en día a crecido mucho el número de infecciones con este síndrome.

El número de adolescentes que sufren el síndrome metabólico ha crecido casi un 30 por ciento. La Escuela de Medicina y Odontología de la University of Rochester, con el Doctor Stephen Cook a la cabeza del estudio realizado afirma que estos números deben bajar para que la adolescencia de los chicos no sea interceptada por estos problemas.

Entre los síntomas que también pueden provocar estos síndromes se encuentra el alto colesterol y altos triglicéridos, elevados niveles de azúcar en la sangre. Además se presenta una presión muy alta y abundancia de grasa abdominal. Además aumenta el riesgo de desarrollar diabetes del tipo 2 y problemas cardíacos.

En estudios previos se ha descubierto que el 4 por ciento de los adolescentes y el 28 por ciento de los obesos tienen síndrome metabólico.

¿Las causas de este síndrome? Una vida sedentaria, mala alimentación. Para que tus hijos no crezcan con estos inconvenientes es necesario hacerles saber que deben cambiar los malos hábitos por buenos y saludables.

viernes, 8 de febrero de 2008

Jugar es fundamental para el buen desarrollo alimenticio de los niños

La base de toda vida de un niño es su infancia, y dentro de esa infancia las relaciones sociales y las actividades físicas y recreativas forjan el carácter y los hábitos a futuro. Muchos chicos, gracias a sus familias, siguen manteniendo esta idea, pero otros los han cambiado por videojuegos, la televisión o los ordenadores.

Por eso la Universidad de Castilla-La Mancha realizó una investigación minuciosa acerca de estos hábitos familiares y de los niños. Las malas consecuencias de esta poca actividad física y recreativa puede terminar en empeoramientos de la alimentación y hasta obesidad infantil y juvenil.

El estudio comenzó hace ya muchos años, con la idea de realizar un trabajo de campo a largo plato. En 1992 esta universidad realizó el trabajo Evidencia Científica en la Prevención del Sobrepeso en Escolares. En este año se comenzaron a controlar los niveles de obesidad de la población española.

Los resultados en un comienzo eran alentadores, estadísticamente hablando, pero todo no terminó tan bien. Los especialistas descubrieron que los índices de colesterol disminuyeron entre los niños, pero no así la obesidad, que se vio reflejada por el IMC. Este índice aumentó varios dígitos, llevando la situación a un plano preocupante.

Obviamente, no hace falta decirlo, desde aquí te recomendamos que tengas cuidado con la alimentación de tus hijos, pero también debes poner énfasis en las actividades que realiza. Un equilibrio entre el encierro y la recreación es lo ideal.

Especialistas recomiendan dejar las comidas fritas por comidas al horno o al vapor

Los hábitos de los españoles no son muy saludables. Prefieren comer cosas que abundan en calorías y que no facilitan la pérdida de peso. Por eso mismo en Mundos Naturales queremos que empieces a cambiar esos malos hábitos. En principio un estudio realizado en la población española demostró que la mayoría se inclina por las comidas fritas, las cuáles producen obesidad y exceso de peso.

El Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid y el Grupo EPIC trabajaron en conjunto para determinar el porqué de esta mala alimentación. Llegaron a la conclusión de que se deben transformar los hábitos alimenticios y se buscó que los españoles diversifiquen las maneras de cocinar.

En un principio más de 40 mil voluntarios dieron los detalles de sus dietas, hábitos alimenticios y nutricionales y sobre todo que tipo de cosas se comen y cómo se cocinan. Al mismo tiempo se investigaron las historias clínicas de estos “pacientes” para determinar si sufrían de sobrepeso.

Los resultados arrojados fueron que un 25 por ciento de las personas ingieren productos fritos, lo que conspira en contra de la pérdida de peso. Los especialistas piden que se cambie esta manera de cocinar por una más saludable incluyendo comidas al horno, a la plancha, al vapor o hervido.

La doctora Pilar Guallar-Castillón, encargada de la investigación, afirmó: “Por un lado, al ser productos muy apetitosos es posible que se produzca un mayor consumo total de alimentos. Por otro, el bajo poder saciante de las grasas y la alta densidad energética de los fritos podría favorecer también una mayor ingesta. Finalmente, la absorción y metabolización de las grasas es más eficiente que la de otros macronutrientes (hidratos de carbono y proteínas), de manera que la obesidad podría producirse no sólo por la cantidad de energía total que se consume, sino también según la clase de nutriente que se come”.


Artículos relacionados:




miércoles, 6 de febrero de 2008

Pensar que se esta obeso es peor que estarlo realmente

Los problemas mentales muchas veces afectan más todavía que los que se dan en nuestro cuerpo. El verse mal, el sentirse mal afecta mucho la psiquis de las personas y ahora se ha demostrado que el sentirse obeso afecta mucho más a una persona que el serlo realmente.

En una cobertura nacional, médicos norteamericanos analizaron a más de 170 mil adultos y se encontró que la mayoría piensa que su peso ideal es un indicador de salud mental y física. Esta diferencia con lo que es el peso real se produce debido al índice de masa corporal (IMC)

Peter Muennig, doctor de la Columbia University afirma: "La epidemia de obesidad tendría mucho más que ver con nuestra preocupación colectiva por la obesidad que con la obesidad en sí".

Mayormente este problema se produce por el estrés de cada persona al verse al espejo y seguir pensando que no se está bien, cuando en realidad quizás si se lo está. Los integrantes de la unidad encargada del estudio dicen que esto también afecta en la hipertensión y la diabetes de cada persona.

Mannig también aclara: "Como funcionarios de salud debemos concentrarnos en la alimentación sana y el ejercicio, pero debemos sacar a la gordura de la ecuación. Si dejáramos de considerar la grasa corporal como un problema, el inconveniente desaparecería".

Todos estos resultados fueron publicados por la American Journal of Public Health y las estadísticas están disponibles en su pagina web.

Lo mental muchas veces supera lo real.
Por eso antes que hacer un juicio acerca de cómo te encuentras, lo mejor es que visites a un nutricionista o un medico que te diga si estás excedido de peso o no.


Artículos relacionados:




 
Add to Technorati Favorites